28 jun. 2012

El Encuentro Con El YO Superior







  Queridos amigos meditadores, después de un tiempo he vuelto para tocar este tema ya que en el ultimo articulo hable del descubrimiento, hoy es necesario hablar del encuentro con el Yo Superior.
 Quizás te preguntes a que me refiero con esto, la verdad carece de complejidad y no voy a usar términos complejos para explicar un acontecimiento que es tan simple como natural y profundo.
  El encuentro con nuestro Yo no es algo fuera del otro mundo, me refiero a que no pasa por experimentar algo paranormal. Seguramente no todas las personas lo sienten del mismo modo pero voy a contarles como me ocurrió a mi.

 Yo fui alguien que vivía con miedos, inversa en los problemas cotidianos, el trabajo, presa de los malos recuerdos de mi niñez, los conflictos con mis padres y demás. Siempre con la necesidad de estar sola ya que la presencia de otras personas solía generarme cierto rechazo en algunas ocasiones ya que por alguna razón quería estar conmigo misma a solas. Estando a solas es como podia reflexionar y eso me gustaba mucho además de que no tenia que preocuparme por como le caía a alguien porque solo estaba yo. Recuerdo que reflexionaba sobre mi espiritualidad y sobre lo que yo deseaba hacer con mi vida pero desde la perspectiva espiritual. Muchas veces incluso llego a importarme muy poco mi vida terrenal, estando a solas conmigo misma. Pero fue así que descubrí que anhelaba mi propia compañía, que deseaba entenderme y saber quien era yo en realidad, que buscaba a mi propio corazón y cual era la misión para mi.
  Con el tiempo descubrí que no podía elegir un camino sin contar con el otro, no podía vivir terrenalmente sin una buena espiritualidad y tampoco podía vivir espiritualmente sin contar con la parte terrenal.

Debo mencionar que no fue fácil para mi juntar estas dos partes  ya que aunque se necesitan son muy diferentes y en ocasiones nos dejamos llevar más por lo que llamamos "lógica" que por lo que sentimos realmente.

 Después de tiempo considerable de practica y practica aunque solía tener intervalos en los que me olvidaba de lo espiritual y otros en los que quería vivir solo en ello, seguía repitiéndome la misma frase todos los días: "SOLO QUIERO PAZ". No tenia idea de como abrirme a este concepto, tener paz suena tan grande que parecía inaccesible para mi o al menos eso sentía. Lo importante para mi nunca fue ser exitosa en alguna carrera o llegar lejos con algún negocio, solo quería dejar de sentir dolor, olvidar el pasado y ser feliz viva como viva.

  También tuve etapas en las que meditaba y solo conseguía un gran NADA pero seguía intentando aunque sea relajarme...

 También me encontré con personas que decían ¿qué cosa, espiritualidad?¿meditación? y abrían sus ojos como si les estuviera diciendo que yo era Dios. Personas cerradas y ciegas que no querían ver lo que para mi era hermoso. Descubrí que debía ser un secreto mi camino, por lo menos en su inicio...

 El cambio se comenzó a ver hace un tiempo, cuando experimentaba hechos aislados de extraña revelación sobre mi Yo, de pronto charlando con alguien me quedaba ida por unos segundos y me encontraba comprendiendo emociones  que he sentido y lo que las causaba. Yo misma estaba guiándome sin saberlo al entendimiento de mi propia naturaleza, al entendimiento de mis actitudes y a la auto-compasión por mis dolencias del alma. Comence a sentirlo, esta era Yo. Me sentía como una flor que comenzaba a tener fuerza y a abrirse.
  Un día me miré al espejo y ahí estaba Yo, esa era Yo. Más haya del nombre que me dieron mis padres y de las condiciones sociales, estaba viendo mi alma en el espejo. Observe y me reconocí, me dije a mi misma: ¡que bueno que volviste a ser tú! Después de haber pasado años arreglándome el cabello y lavando mi cara frente al espejo, preguntándome ¿quién eres? ahí estaba la respuesta más importante de mi vida, justo frente a mi, YO MISMA. Tal vez suene algo loco pero si alguien lo ha vivido me entenderá, lo se!

 Muchas veces me pregunte que era "El Yo" y aunque otros lo vean de otro modo yo he llegado a mis conclusiones y las comparto con ustedes amigos meditadores. He llegado a verlo de este modo:

 Cuando nacemos somos nosotros mismos, nuestro verdadero "Yo", con el tiempo y ayuda de los adultos vamos aprendiendo a leer , escribir y demás cosas buenas pero también aprendemos las cosas malas de los adultos como los celos, la envidia, el odio, el rencor, etc. Si lo pensamos bien, un niño no nace mala persona sino que se convierte en mala persona, aprende a ser egoísta porque eso es lo que ve en el adulto que está con el y que también fue educado a ser como es aunque no hay mala intención, esto ocurre sin darse cuenta, y así es con todas las demás emociones nocivas. Al pasar el tiempo nos vamos olvidando de que en realidad no somos así sino que así fuimos educados por los patrones emocionales de las personas adultas que nos rodeaban. Hay quienes pueden romper ese patrón y logran mantener esa esencia pura con la que nacemos, pero los demás debemos volver a educarnos nosotros mismos, este, es el proceso de la meditación en mi caso.

 Y pues esto es lo que me ha pasado, el encuentro con el "Yo" es para mi, recordar quienes somos en realidad. Me di cuenta de que no tengo nada que temer, nada que extrañar, nada que sufrir sino que debo sentirme feliz porque estoy en este mundo, por quien soy, por quienes estan a mi lado, por la humanidad, por lo que aprendo día a día de mi misma y de los demás...


 Esta es solo mi experiencia, por favor, no pienses que estoy diciéndote cómo debe ser para ti, eso lo descubre cada uno. Solo te digo que recordar quién eres en realidad, puede cambiar tu vida...


6 comentarios:

  1. amiga, muy similar eh vivido yo tambien a lo que tu has vivido, me complace escuchar cosas que muchas veces pase, me siento como si nunca hubiera estado loca como muchas personas cerradas decian, vaya, que gran aportacion, un gran abrazo amiga, que DIOS te bendiga y que seas muy feliz, tu y tu yo.....cuidate y animo siempre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Candy, es un gusto para mi compartir mi vivencia y me alegro muchísimo de que otros vivan este tipo de experiencias que tal vez se entiendan solo cuando se viven.En cuanto a las personas cerradas como tu dices, es mejor mantener en silencio cuando no se escucha la verdad.La dificultad de entender de algunas personas es mas bien, según lo que yo creo, que no están listos para aceptar las experiencias de otros sin hacer juicio de ello. No somos mas ni menos por quizás ver un poquito mas, pero es bueno mantenerse conscientes de que cada uno tiene su proceso y su tiempo para ver su propia luz. Muchas gracias por tus palabras, que Dios te bendiga mucho y te de luz en tu camino!!

      Eliminar
  2. Al parecer las historias de luz están interconectadas, porque a mí, me han pasado cosas muy similares

    ResponderEliminar
  3. Hola, mucho gusto en conocerte, es un agrado que hayas vivido estas experiencias, son hermosas y nos llevan hacia un camino de despertar de conciencia y de reconocimiento de nosotros mismos. Muchas gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  4. me parecio genial, posiblemente no me acuerde de volver por esta pagina y ver que contestaste pero te lo dejo como mi aportacion personal, es fantastico y me senti mientras leia muy empatico. De verdad gracias , ¿Es fantastico descubrirse a uno mismo y buscar la verdad, verdad? jaja
    Buena suerte, namaste y unidad y amor para el mundo.

    Atentamente un desconocido muy conocido

    ResponderEliminar
  5. Bueno, anónimo desconocido muy conocido :) ! Me encanta que los lectores se sientan a gusto porque para eso es este sitio, que bueno que te sintieras así! Descubriese uno mismo es fantástico si, sobre todo aceptarse con respeto y felicidad, somos quienes somos, no quienes parecemos a ojos de otros y a veces a los nuestros , vivir en la verdad es vivir en el amor de la misma ese es un equilibrio muy importante y marca la diferencia de todas las cosas. Muchas gracias y vuelve cuando quieras! :)

    ResponderEliminar

Música para meditar